viernes, 23 de septiembre de 2011

Modo de producción, Desarrollo económico y Urbanización.


Rebeca Ampudia Ladrón de Guevara.

Para probar la conjunción de los elementos por los que lleva título este ensayo se analizan los factores de cambio que modifican el patrón de desarrollo urbano según David Clark en relación con la definición de urbanización de Gustavo Garza e integrando otras dos definiciones de urbanización de las que el segundo se vale.

Clark entiende al patrón de desarrollo urbano como algo iniciado hace más de ocho mil años que durante mucho tiempo y a la par que el desarrollo de la humanidad siguió un proceso lento de transformación que va del descubrimiento de la agricultura hasta la expansión global del modo de producción capitalista; este patrón, desde hace algunos siglos, a partir de la revolución industrial con la inserción global del capitalismo, y aún más marcadamente, a finales del siglo pasado e inicios del actual, sufrió una aceleración sorprendente que cambió al mundo hacia una orientación urbana. Clark enfatiza que dichos factores son el estadío intermedio en el que nos ubicamos, un periodo de cambio en el que el mundo rural en su mayoría, paso a ser predominantemente urbano y donde existe la posibilidad de convertirse en totalmente urbano.

Los tres factores que han provocado este cambio según Clark son: el crecimiento urbano, la urbanización y la propagación del urbanismo. Clark Define al crecimiento urbano como el hecho de que la población de las ciudades aumente, ya sea por incremento de tasas de natalidad o por migración a los centros urbanos. Por su parte, Eldridge define a la urbanización como el proceso de concentración de población que se da por la multiplicación de centros de población o por aumento de tamaño de los existentes. Aquí, el punto de coincidencia de la definición de Eldridge con el factor de Clark es el aumento de población y tamaño de las ciudades. En ambos casos los factores tomados en cuenta son los de carácter cuantitativo-demográfico.

De acuerdo con la definición de Eldridge el crecimiento urbano siempre ha estado presente en la humanidad. Lo que Clark enfatiza es que el crecimiento urbano como factor de cambio del desarrollo urbano global proviene del siglo XVIII cuando las ciudades industriales de Europa aumentaron considerablemente de tamaño y momento a partir del cual las ciudades en el mundo han tendido al crecimiento.

El segundo factor de cambio de Clark es la urbanización, tanto para él como para Browning la urbanización es una relación proporcional. Browning la define como el aumento de la razón entre la población urbana y la población total. Clark la define como el incremento de la proporción de la población que vive en ciudades, donde la proporción habla de la distribución de la población en una nación y permite determinar el momento en que ésta pasa de ser rural a urbana. Clark señala que las mayores tasas de este factor han ocurrido a partir de de la segunda mitad del siglo XX y hasta nuestros días, periodo en que, a nivel global, gran parte de la población rural se ha desplazado a vivir en centros urbanos.

Es posible ver que las definiciones de Eldridge y de Browning se apegan al fenómeno de urbanización que en la actualidad vivimos, sin embargo, su limitación es que abordan el tema como algo exclusivamente demográfico sin considerar que los procesos de cambio y de desarrollo urbano suceden a la par y dentro de otras estructuras sociales como pueden ser la política, la económica, la ecológica, la cultural, entre otras.

Resta analizar la propagación del urbanismo en donde otras estructuras también adquieren peso, éste factor significa que las características sociales y de comportamiento de la población urbana se extiendan entre toda la sociedad, incluso en áreas que no son urbanas, provocando que la gente adopte valores, expectativas y estilos de vida urbanos. Para entender la propagación del urbanismo podemos hablar de la historia y condiciones bajo las cuales se dio el desarrollo urbano global, haciendo un breve recorrido a través de la evolución de los factores económicos y sociales que lo encaminaron.

Clark menciona al mercantilismo como semilla que gestó el modo de producción capitalista ya que por sus condiciones económicas de venta, compra y consumo, dio importancia a las ciudades, las vías de comunicación, la localización portuaria, la manufactura y el transporte, dando lugar a sistemas maduros de producción industrial. Una vez entrado el capitalismo, la producción masiva y la aglomeración de población produjeron el agente determinante que incrementó el crecimiento urbano y la urbanización: la industrialización. El capitalismo monopólico del siglo XIX y el capitalismo corporativo de décadas recientes han reforzado y propagado dichos factores de crecimiento y urbanización en el mundo, tanto en los países desarrollados como de los países en desarrollo.

Para Clark los factores de cambio del patrón de desarrollo urbano tienen lugar en el periodo que corresponde al modo de producción capitalista y las estructuras económicas son decisivas para determinar el desarrollo urbano. Esto concuerda con la postura de Garza que afirma que el proceso de urbanización va siempre de la mano del desarrollo económico de una nación y que la urbanización básicamente se da dentro del modo de producción industrial capitalista manifestándose “como un fenómeno inherente al desarrollo de las fuerzas productivas” (Garza, 1985:42).

Garza define a la urbanización como “el proceso de transformación paulatina de la estructura y superestructuras rurales en la estructura y superestructuras urbanas (… y) se caracteriza por el desarrollo incesante de la división social del trabajo, que transfiere la fuerza laboral agrícola hacia las ramas no agropecuarias; por el cambio de la forma, medios y objetos de la producción; por la creciente diferenciación de las superestructuras políticas, sociales, psicológicas, etcétera, entre el campo y la ciudad y por dar origen a la ciudad y estimular su multiplicación y crecimiento” (Garza, 1985: 40 y 41). En esta definición está contenida la transformación de lo rural en urbano que Clark ve como la urbanización, el crecimiento y multiplicación de las ciudades que Clark ve como el crecimiento urbano y el cambio de las superestructuras políticas, sociales y psicológicas que Clark define como la propagación del urbanismo.

Bibliografía:
Clark, David (1996). Urban world / Global city. Routledge. London and New York. Pp. 40-76.
Garza, Gustavo. (1985). El proceso de industrialización en la ciudad de México, 1821-1970. El Colegio de México. México. Pp 27-42.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada